CARTA AL JURADO DEL PREMIO NACIONAL DE LITERATURA 2016

Elicura_Chihuailaf_Premio_Nacional_Poesa_Jorge_Teillier

Junto con saludarles, les comento lo siguiente:

En una semana más se resuelve quien será el próximo Premio Nacional de Literatura (Poesía) año 2016. Para muchos de nosotros que trabajamos en el campo de la cultura, el candidato natural, con los mayores méritos por la profundidad de su poesía y obra literaria es el poeta Elicura Chihuailaf Nahuelpan, razón por la cual he hecho pública mi adhesión con nuestro poeta.
Adjunto carta, agradeceré que me puedan colaborar en su difusión.
Un abrazo, saludos y agradezco desde ya su apoyo.


ARTISTA VISUAL

CONSULTOR PATRIMONIO INDIGENA

CEL: 56  9 78886330

__________________________

SEÑORES

JURADO DEL PREMIO NACIONAL DE LITERATURA 2016

PRESENTE

Me dirijo a Ustedes a fin de exponer lo siguiente:

En este año 2016 la definición del Premio Nacional de Literatura (Poesía), tiene un sentido y una oportunidad para Chile, como estado multicultural que mira de frente con sensibilidad profunda las raíces de su identidad diversa que nos une y nos conforma.

Para nuestro pueblo mapuche, nación, identidad y estética tempranamente reconocida por Ercilla y Oña, profundizada por Gabriela Mistral y Pablo Neruda, la voz poética de Elicura Chihuailaf Nahuelpan, es la expresión más genuina de las voces de los hijos de la tierra y el cielo; una suerte de creador que pocas veces se dan en los pueblos y que por lo mismo, a veces, son tardíamente reconocidos por sus contemporáneos.

La poesía de Elicura Chihuailaf, cual fuego de una tradición primigenia recorre infancia, adolescencia, juventud, adultez y vida comunitaria, siguiendo el discurso del üll, güll, tayul (cantos) y el romanceo; porque allí está el tugun (la historia), el gonui mapu (la toponimia); las enseñanzas del epeu (cuento), del piam (relato epónimo) y del nütram (relato testimonial). Desde este reino de palabras y de sueños interpela al pueblo chileno y pregunta a su propio pueblo; pero, sobre todo recorre con sentido de cronista y Nütramkafe (narrador-oralitor), la historia colectiva de un pueblo que transita desde la vida en la naturaleza, la ruralidad, a la urbanidad y esto lo hace con infinita ternura y sentido de reclamo y habla de las demandas pendientes, sin renunciar a la conversación. Con ánimo dialogante interroga a la sociedad chilena, honrando el código ancestral de la palabra, del nütram, de la reunión y del respeto como única forma de encontrar el camino de la historia y de hacer valer la dignidad y esencia.

La obra de Elicura Chihuailaf, irrumpe en los años 80, junto a otras voces de la poesía vernácula; es el adelantado de una generación y una época y por lo mismo protagonista de una trayectoria singular; cuyos versos y obra poética están en las páginas de todos los libros de la educación Básica y Media de Chile, un reconocimiento de la crítica y del estado; porque, los valores literarios de su poesía, son universales, solo homologables a los haiku de oriente. Se trata de una mirada necesaria y urgente que ha ensanchado el río de la poesía chilena. Los contenidos y reflexiones profundos del poeta hablan de la Mapu Ñuke, la Madre Tierra, del agua, el cielo y el infinito; cosmogonía y mitos, forma de ver el mundo e imaginario del pueblo mapuche, los hijos de la tierra.

Durante el ejercicio de su oficio de oralitor, ha recorrido innumerables colegios, liceos, bibliotecas, centros culturales, comunidades y universidades tanto en Chile como en el extranjero; a viajado a encuentros literarios, presentaciones de libros y otros conversatorios en todos los continentes, dejando siempre en claro que su poesía tiene origen en el pueblo mapuche y en la urgencia de dar continuidad a un imaginario que transita desde la tradición a la posmodernidad llevando consigo el legado y las esperanzas de una nueva historia, donde se imponga las razones de amor y respeto a la naturaleza con los valores universales  y eternos del espíritu humano.

La palabra poética de nuestro peñi Elicura Chihuailaf, nos sitúa frente a la lluvia y  a los árboles de la infancia, río de nuestra juventud, la montaña de nuestros anhelos y esperanzas; frente al fogón, con los ojos y oídos de los ancestros nos habla; como un artesano tradicional que ordena el caos del vellón informe y con paciencia teje, frente al witral de las palabras, donde hebras verticales, colores, imágenes y silencios se articulan en una trama multicolor, llenando de significados las sombras de la noche y el día. Pero sobre todo aclarando las ambigüedades y medios tonos del cotidiano; es el poder evocador de su palabra poética, que irrumpió en la poesía chilena como un torrente de aguas cristalinas y azules que bajaron del wenu mapu (cielo) y nos invitan a reencontrarnos con la amplitud estrellada del paisaje social y cultural que Chile recorrerá tarde o temprano.

Por esta razón, el otorgamiento del Premio Nacional de Literatura al poeta-oralitor Elicura Chihuailaf Nahuelpan, es un reconocimiento a una obra extraordinaria y  a un poeta que día a día el mundo reconoce como una voz mapuche universal.

 

                                               EUGENIO SALAS OLAVE

                      ARTISTA VISUAL, CONSULTOR PATRIMONIO INDÍGENA

                                                                                               DIRECTOR KALLFUN MUSEO

 

Francia, Junio 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s